En esta web cocinamos y comemos COOKIES para mejorar tu experiencia de navegación. Si quieres más información haz clic en nuestra política de cookies.
Para ocultar este mensaje haz click en:

La boda de Fran y Marta

Una boda muy musical en el Hotel Hiberus de Zaragoza


Cuando Fran y Marta vinieron a vernos al estudio, no sabían si lo que querían hacer se podía hacer, pero como decimos aquí siempre, todo (o casi todo) es posible.

Marta es muy fan de Bon Jovi, y cuando decimo muy fan, queremos decir MUY FAN. Así que vino con una carátula de un disco de Bon Jovi en la que quería que nos inspirásemos para su invitación de boda.

Dicho y hecho.

Con ese mismo estilo diseñamos el resto de elementos de su boda: el sello personalizado a juego con las invitaciones. Una tarjetita con la información del hotel para los invitados de fuera de Zaragoza. También diseñamos un libro de firmas personalizado con fotos de su sesión preboda interalados en las páginas interiores. Además para el momento del baile hicimos unas pegatinas personalizadas ucho más cómodas que las típicas chapas que además pueden rasgar los trajes. Las pegatinas tenían las frases que los novios habían elegido y un diseño en sintónía con el resto de la boda.

Por último para su boda diseñamos unos meseros en los que cada mesa era una canción de Bon Jovi.

Pero ahí no terminó nuestro trabajo, porque Marta les había hablado a sus amigas de nosotros, así que nos escribieron para pedirnos unas calcomanías a juego con las invitaciones en las que se podía leer "Marta Forever" para la despedida de soltera de MArta, así iban todas "tatuadas" y muy rockeras.

Después de semejante sorpresa, Marta también nos pidió que diseñáramos unas tarjetas de agradecimiento personalizadas con fotos de la despedida para cada una de sus amigas.

Un montón de detalles muy personalizas que encantaron a todos.

La opinión de los novios
Creo que he tenido mucha suerte de encontrarme a Fulanito y Menganita en mi loco camino hacia el altar.

Soy fan de toda la vida de Bon Jovi, y querer meter eso en una boda, y que además sea señal de tu identidad, es complicado.

Pero aquí estoy, a dos días de casarme y emocionada al ver todo lo que me ha preparado Claudia, ayer casi lloro al ver el libro de firmas, y los meseros. Me hace sentir que todo soy yo, y que la boda será estupenda.

Gracias por aportar tanta personalidad a mi día.
Marta Monge
Valoración: 5 sobre 5