En esta web cocinamos y comemos COOKIES para mejorar tu experiencia de navegación. Si quieres más información haz clic en nuestra política de cookies.
Para ocultar este mensaje haz click en:

La boda de Bea y Raúl

Una boda preciosa en Ejea de los Caballeros y Luna


Cuando Beatriz y Raúl vinieron a vernos al estudio no tenían muy claro qué es lo que querían, pero después de una reunión en la que vimos todas las opciones que teníamos para sus invitaciones las ideas se clarificaron.

Al final para ellos diseñamos unas invitaciones ilustradas, ya que Raúl quería una invitación con foto pero a Bea no le terminaba de convencer la idea, así que llegamos a una solución mixta, un dibujo de los dos era algo que les encajaba a la perfección. Además añadimos trigo, un elemento que para los dos era muy importante, ya que ambas familias habían estado muy vinculadas al trigo.

Después de las invitaciones creamos un sello a juego con sus iniciales, y por supuesto con trigo, que sirvió para estampar las tarjetitas que ataban los sobres.

También diseñamos para ellos las minutas del restaurante, siguiendo el mismo estilo que en las invitaciones de boda.

Bea y Raúl querían regalar a sus invitados las fotografías de grupo que les haría el fotógrafo, así que también nos pidieron unas carpetas personalizadas con un mensaje de agradecimiento para sus invitados, dentro colocarían las fotografías.

Por último, el día de la boda fuimos a El Regano, donde colocamos un seating plan personalizado, donde cada mesa era un lugar importante en la relación de Bea y Raúl. Y por supuesto, un candy bar, con un estilo basado en las invitaciones que habíamos diseñado con toques rústicos y tonos morados.

En definitiva, creamos la boda que ellos querían, con todos los detalles que para ellos eran importantes e intentando ayudarles y asesorarles en todo cuanto pudimos.

Desde el principio quedamos sorprendidos de la profesionalidad y el trabajo de la empresa. En primera instancia entendió a la perfección lo que queríamos, eso para empezar a ahorrar tiempo, pero además supo plasmarlo desde el primer boceto. Ya no sólo es eso, te ayuda cuando algo no sabes muy bien como orientar lo, y la implicación es de 10. Sólo podemos decir cosas buenas de todo lo realizado por Fulanito y Menganita, siempre con ganas de ayudar, pero cuando eso se combina con una máxima calidad, tu boda luce detallista y radiante.
Beatriz Ciudad
Valoración: 5 sobre 5